La varicela es una enfermedad infecciosa, muy contagiosa y de fácil transmisión. Contagia desde 48 horas previas a la aparición de la primera lesión hasta cinco días posteriores, y puede presentar complicaciones entre las más frecuentes infecciones de las lesiones de piel. No cuenta con tratamiento específico pero puede ser prevenida con la vacunación.
El calendario de inmunizaciones de nuestro país incluye la inmunización para la varicela a los 15 meses de vida.
Para poder lograr un control de la enfermedad se recomienda aplicar una segunda dosis o refuerzo. De este modo se evitarían los casos de varicela en pacientes vacunados que a pesar de presentar poco número de lesiones y el paciente cursar la enfermedad de manera afebril, contagia con lo cual favorece no solo el ausentismo escolar y laboral de su cuidador, sino que puede transmitir la enfermedad a los contactos susceptibles.

Llamar